Muntaner, 177 08036, Barcelona  93 159 39 69        lunes - sábado 9:00 - 21:00 h.

EL SISTEMA INMUNITARIO

QUIÉN NOS DEFIENDE?

El sistema inmunológico (SI) es como nuestro ejército personal, es nuestra defensa ante organismos infecciosos y otros invasores que nos pueden atacar. Cuando algo nos ataca, el SI saca la caballería, que son las ?respuestas inmunes? y contraataca para neutralizarlo.

¿Quién forma este ejército? Está formado por una red de células, tejidos y órganos que trabajan en grupo, para proteger a nuestro cuerpo. Los glóbulos blancos son la base del regimiento, junto con los ganglios linfáticos.

Hablar del sistema inmunitario y no hablar de nutrición, es como hablar de Barcelona y no mencionar a Gaudí. Con esto remarcamos que nuestra alimentación está íntimamente relacionada con las respuesta inmunológicas que tengamos.

Lo que comemos, es lo que le da fuerzas al ejército para combatir en el momento que lo necesite y cualquier deficiencia nutricional puede provocar una bajada de las defensas y debilitar al ejército.

Hay varios aspectos que debemos de tener en cuenta para lograr que este sistema que nos cuida tanto, esté en plena forma. Se ha demostrado que:

– Un aporte energético muy bajo debilita el sistema inmunitario. Muchas dietas milagro pueden hacer que nuestras defensas pierdan efectivos y no estén en condiciones de luchar ante algunos agentes invasores.

– Una ingesta energética elevada también debilita el SI. Por lo que comer de manera desmesurada, dando pie a tener sobrepeso u obesidad, es una traba para nuestros soldados.

– El exceso de grasa ?mala? o de poca calidad (bollería, embutidos, snacks, carnes rojas?) también debilita el sistema inmunitario.

¿Y cómo lo cuidamos para que esté en plena forma? Tenemos que aportarle todas estas cosas que mencionaremos a continuación:

– Un buen aporte de fibra nos hace tener una microbiota intestinal saludable y eso asegura un sistema inmunitario en plena forma.

– Es necesario incluir en nuestra dieta grasas saludables como las del pescado azul, los frutos secos, aguacate o aceite de linaza, para asegurar un aporte equilibrado de diferentes ácidos grasos, ya que las membranas celulares necesitan estas grasas, además de que estas grasas tienen función antiinflamatoria.

– Incluir en la dieta estos tres aminoácidos que son imprescindibles para tener un buen sistema inmune: arginina, glutamina y cisteína.

– Está claro que las vitaminas también son necesarias, pero las que más les gustan a nuestro ejército son la vitamina C, E, A, D, B6, B12 y los folatos. Y no podemos dejar de lado a los minerales, que también son importantes para que se ponga bien fuerte. Éstos son el cinc, el hierro y el cobre.

Hay dos ingredientes que tenemos que añadir a nuestra dieta sí o sí para gozar de un buen SI, y son los germinados (de alfalfa, de cebada, de trigo, de brócoli, ?) y las verduras fermentadas (chucrut, de cebolla, de zanahoria?) son ricas en todos los nutrientes necesarios para nuestro ejército.

Para poder aportar todas estas cosas, os recomendamos que miréis la tabla que tenéis a continuación y echéis un vistazo a si consumís de manera regular los alimentos que aparecen, de esta manera os aseguráis que tendréis al ejército bien alimentado. Todos estos nutrientes necesarios, los tenemos mucho más disponibles si los aportamos a través de alimentos ecológicos. Así que es tan o más importante el origen de lo que comes que lo que comes.

Categorías: CONSEJOS OBBIO

Los comentarios están cerrados.