Muntaner, 177 08036, Barcelona  93 159 39 69        lunes - sábado 9:00 - 21:00 h.

Las nuevas virtudes de la Echinacea

Se le atribuyen numerosas virtudes, a la equinacea. Esta planta originaria de las llanuras de Norteamérica, que hoy crece en nuestros jardines. ¿Qué es en realidad? Os informamos sobre las últimas investigaciones.

A finales de 1800, la equinácea es una de las plantas medicinales más utilizadas en Norte América. Los nativos americanos la utilizaban por lo menos desde hace un siglo contra las infecciones respiratorias y las mordeduras de serpientes. Los colonos europeos la adoptaron a su vez para muchos trastornos, para sí mismos y para su ganado.
Posteriormente, durante la mayor parte del siglo XX, desaparece el interés medicinal de la equinácea en favor de los antibióticos. En Europa, sin embargo, se llevan a cabo investigaciones de vanguardia sobre sus propiedades gracias a su redescubrimiento por parte de médicos alemanes sobre los años 1920 y la introducción de se cultivo en Europa. No fue hasta finales de 1990 que la equinácea conoce un renovado interés en los Estados Unidos, gracias al descubrimiento de la resistencia bacteriana a los antibióticos.
Tres de las nueve especies existentes de Echinacea se cultivan como plantas ornamentales en jardines, pero también son conocidos por su capacidad medicinal : Echinacea angustifolia , Echinacea pallida y la Echinacea purpurea. Las partes utilizadas son depende de cada especie: la raíz, partes aéreas o planta entera.

Efectos

Hasta la década de 1990 , la equinácea tenía fama de estimular el sistema inmunológico y aumentar la resistencia a ciertas infecciones, como la gripe, rinitis y bronquitis. Es muy popular en Alemania, donde se utiliza como tratamiento de apoyo para infecciones del tracto respiratorio o urinario. Sin embargo, los estudios clínicos que demuestren sus beneficios contra las afectaciones en las vías respiratorias, la gripe, bronquitis u otras enfermedades respiratorias no son unánimes. Por el contrario, investigaciones más recientes sugieren que, en lugar de la prevención de los resfriados, la equinácea podría tratarlos mediante la reducción de la duración y su gravedad .

Contra-indicaciones

Como siempre se requiere el consejo de un profesional médico antes de tomar cualquier decisión. En primer lugar, porque la automedicación puede pasar al lado de una infección grave. También porque su uso no está recomendado en casos de enfermedades como la tuberculosis, leucosis, esclerosis múltiple, el SIDA y / o infección por VIH, lupus, artritis reumatoide y las personas diabéticas. Su prescripción también se desaconseja en niños de menos de 6 años y mujeres embarazadas o lactantes. Por último, las personas con asma o alergias pueden ser alérgicas a la equinácea.
La equinácea no dispensa antibióticos y otros agentes anti-infecciosos y no debería tomarse durante más de ocho semanas. El riesgo es obtener lo contrario de lo deseado, es decir, un debilitamiento del sistema inmune a largo plazo.

En OBBIO encontraréis remedios a base de equinácea en diferentes formatos, cápsulas, ampollas, tabletas, jarabes y caramelos

Categorías: MEDICINAS NATURALES (en)

Los comentarios están cerrados.